Posada y las Calaveras Vivientes

César Macazaga y Ordoño

El mundo mexica ve la muerte sencillamente como otra forma de vida. Tan están vivos los muertos, al igual que las calaveras de Posada, que regresan con nosotros, en espíritu si se quiere, pero con necesidades tan vitales como son comer y beber. ¡Por esto son tan necesarias las ofrendas! Mezcla de tradición por doble partida -pagana y católica- es la práctica ritual de la ofrenda que se celebra en memoria de los deudos el 2 de noviembre de cada año. Todavía los ídolos están detrás de los altares... en la cruz de la redención se encuentran juntos Jesucristo y Huitzilopochtli... Es el imperio de la dualidad.
José Guadalupe Posada encontró la entraña mexicana mediante una gráfica genial de las formas de vida de un pueblo emotivo. De su fecunda producción seleccionamos únicamente grabados que representan calacas y esqueletos que Posada supo sublimar, otros de Manuel Manilla, y 27 representaciones prehispánicas de la muerte al través de la escultura. Con 250 ilustraciones.

Bibliografía

Primera edición
México, D.F., 1979, 120 p.

Editor: Editorial Innovación, S.A.
Tamaño: 21.0 x 27.0 cm (tamaño carta)
Encuadernación: Rústica
Fondo: México antiguo


Títulos relacionados